Las calacas flacas y los vivos gordos… llegó el pan de Muerto.